1. ¿Qué es la caries?

 

 

La caries aparece cuando los ácidos erosionan la superficie dura (esmalte) del diente. Estos ácidos son producidos por una película adhesiva llamada placa bacteriana. La placa contiene gérmenes que se nutren de sustancias azucaradas. El proceso de digestión de dichos azúcares da lugar a los ácidos que atacan la superficie de los dientes.Con el tiempo, los ácidos pueden causar cavidades en la superficie del diente, llamadas caries. Si no se tratan, las caries pueden crecer y pueden llegar a destruir el diente.

 

Si piensas que puedes tener una caries, acude a tu dentista. Es probable que tu dentista obture la cavidad con un empaste. Los empastes pueden detener el crecimiento de la caries.

 

Los dientes están sometidos a un constante ataque de ácidos. Sin embargo, la caries no se produce de inmediato. Esto es porque otros elementos en tu boca actúan para reforzar los dientes y detener el proceso de formación de la caries. Uno de esos elementos es la saliva, que contiene minerales que contribuyen a reforzar la superficie dental. El flúor, un mineral natural que con frecuencia se añade al agua y que también se encuentra en las pastaS dentífricas, también contribuye a reforzar tus dientes.

 

Consejos para prevenir la aparición de caries:

  1. No tomes demasiados alimentos azucarados y reduce el picoteo entre comidas. Esto disminuirá la producción de ácidos por la placa bacteriana.
  2. Cepíllate con pasta dentífrica al menos dos veces al día y usa un enjuague bucal con flúor, que contribuye a reforzar y endurecer el esmalte dental.
  3. Visita a tu dentista regularmente. Limpiará tus dientes y comprobará la existencia de caries. 

 


 

2. ¿Qué es la gingivitis?

 

La gingivitis es la inflamación de las encías, provocada por la placa bacteriana, que es una película adhesiva que se acumula sobre los dientes y en las encías. La placa genera ácidos y toxinas que pueden provocar enrojecimiento, hinchazón o sangrado de las encías.

 

Con el tiempo, la gingivitis puede derivar en una periodontitis, dando lugar a la formación de bolsas entre los dientes y las encías. En estas bolsas pueden acumularse los gérmenes que debilitan el hueso sobre el que se apoyan los dientes.

 

La gingivitis es una enfermedad común, pero no normal. Muchas personas padecen gingivitis en su fase inicial, que puede tratarse con una adecuada higiene bucodental, pero cuando se ignora la enfermedad, ésta puede debilitar el hueso sobre el que se apoyan los dientes, causando una pérdida de soporte y, en última instancia, la caída de los dientes. 

 

Consejos para prevenir la gingivitis

 

1. Cepíllate los dientes y las encías. Usa seda dental entre los dientes. Presta especial atención a los dientes posteriores. Es más probable que la placa se acumule en ellos porque es más difícil acceder a los mismos con el cepillo.

2. Cambia de cepillo cada 3 meses. Los filamentos desgastados eliminan menos placa y pueden dañar tus encías.

3. Si te sangran las encías, no dejes de cepillarte ni de usar seda dental. Usa un cepillo de cabezal suave para no dañar tus encías. Acude a tu dentista si persiste el sangrado.

4. Acude con regularidad a tu dentista para una limpieza dental y revisión periódica. 

 

Clínica Mancheño | clinicamancheno@gmail.com